Presentación

 

Brevísima historia de un largo proceso

Clases surgió de una serie de inquietudes compartidas con una colega, Mariela Gómez, en el año 2017. En ese entonces imaginé un espacio en línea en el que las y los docentes que trabajan en la ciudad de Mar del Plata pudieran divulgar clases que los hubiesen entusiasmado, motivado, que hubieran sido experiencias significativas y que quisieran compartir porque habían encontrado un modo de trabajar y de enseñar algo en y con la comunidad en la que estaban desempeñaban. El impulso inicial partía de una serie de cuestiones que me inquietaban, quiero decir, que me movilizaban: la distancia de los típicos manuales de estudio con la práctica cotidiana, la cantidad de material que como docentes generamos año a año y la disolución de las experiencias situadas que podrían ser compartidas con el resto de la comunidad educativa.

En otro tiempo de nuestra historia tecnocultural esto era corriente, inevitable; en nuestro tiempo resulta inadmisible. Los desarrollos de las teconologías de la información y de los soportes digitales han puesto a disposición una enorme diversidad de herramientas para compartir materiales y experiencias. En aquel momento, parecía un despropósito que algo de las características que imaginábamos no estuviese disponible en nuestra ciudad. Ese primer año comencé a contar la propuesta a los colegas más cercanos y en general tenía gran aceptación. Al mismo tiempo que los motivos se sumaban para llevar adelante este proyecto, advertí que no podía tratarse sólo de un impulso personal, por lo que lo acerqué a la Universidad Nacional de Mar del Plata, donde estudié las carreras de grado y posgrado y donde trabajo actualmente. Así fue que entablé un diálogo con quien en ese momento era la directora del Departamento de Letras, Rosalía Baltar, y fue ella quien entendió que la dimensión del proyecto y sus objetivos involucraban a la Universidad en general, por lo que concertamos una cita con sus autoridades.

En el segundo semestre de ese año presenté el proyecto al Rector Alfredo Lazzareti. En sucesivas reuniones con el Secretario Académico Daniel Reynoso y su equipo fue redefinido con el objetivo de que se formalizara y desarrollara en la UNMdP, específicamente en el marco del Sistema Institucional de Educación a Distancia (SIED-UNMdP).

Desde fines de 2018, durante todo 2019 y lo que va de 2020 desarrollamos el primer número de esta publicación: se definieron los equipos y se convocó a posibles participantes. Una vez resueltos los marcos institucionales, comenzó el trabajo en la definición de los criterios mediante los cuales serían publicadas las Clases. No fue fácil. Luego de mucha discusión con Marinela Pionetti y Ailín Mangas, quienes conformaron el Equipo de Redacción, y de idas y vueltas con los y las docentes que enviaron sus clases, llegamos al formato actual, en el que se combinan Hoja de Ruta y PAEs -Propuestas de Actividades Educativas-. En términos sencillos, la Hoja de Ruta es un texto -entendido en la variedad de posibilidades que nos dan los soportes digitales- destinado a los y las estudiantes y en el que se plantea la secuencia de clases, los materiales a utilizar, las lecturas y las principales consignas, entre otras cosas. Como contraparte, la PAE está destinada a colegas docentes y consiste en la fundamentación y el desglose más complejo y consistente de la secuencia de clases planteada en la Hoja de Ruta.

El lanzamiento del primer número fue un verdadero desafío y no estuvo desprovisto de sobre saltos: dos veces el sistema sobre el que está construida la revista sufrió ataques informáticos. El último significó que, luego de haber publicado el número inaugural en junio de 2020, tuviéramos que comenzar desde la instalación y el remontaje de toda la revista para lanzarlo de forma definitiva en el mes de agosto.

Propuesta e Invitación

Ahora que el primer número ha sido publicado comienza una nueva historia para Clases. Por ese motivo, queremos invitar a cada uno de las y los docentes que trabajan en escuelas secundarias del sudeste de la provincia de Buenos Aires. Los objetivos que impulsan el proyecto son los de potenciar y visibilizar su trabajo de cada día en las aulas; publicar Propuestas de Actividades Educativas que partan de la reflexión, el diálogo y la crítica sobre experiencias concretas y situadas en nuestro territorio; poner en movimiento este material, compartirlo y construir lazos solidarios entre colegas. Por ese motivo, dejamos aquí el camino para comenzar un envío.

Agradecemos a las autoridades de la Universidad Nacional de Mar del Plata, por fortalecer y dar lugar a un proyecto que hubiese quedado en una mera idea si no fuese por la adopción institucional. A todo el equipo del SIED, a su directora Claudia Floris, a Juan Gerardi y Joaquín Marcos, a Natalia Posat, Raúl Poggi y Edgardo Emiliano. A Carlos Rico y Franco Kuhn, por sacar adelante el sistema de publicación que utilizamos. A Rosalía Baltar, quien desde la dirección del Departamento de Letras apuntaló este proyecto desde el primer momento. A las organizadoras de las Jornadas Jitanjáfora y a quienes estuvieron presentes en las charlas que en ese marco dimos porque con su experiencia y curiosidad enriquecieron nuestro trabajo.

Agredezco al Equipo de Redacción y a las y los colaboradores de este primer número. No creo que se imaginaran el volumen de trabajo que significaría ayudarnos a desarrollar el formato actual de las PAEs y de las Hojas de Ruta. Les agradezco especialmente porque entendieron que se trataba de un proceso experimental y, como suele suceder en estos casos, los pasos fueron siempre tentativos, de prueba y error. Y estuvieron dispuestos a reformular tantas veces como se lo pedimos para llegar a esta instancia. ¡Gracias!

 


Esteban Prado

Director

Clases. Plataforma de Actividades Educativas